IPL o Láser ¿Cuál es la diferencia?

Ambos métodos, tanto la depilación IPL como la láser, son tratamientos de fotodepilación basados en la emisión de haces de luz. Estas técnicas están consideradas como métodos de depilación definitiva, junto a la no tan conocida electrólisis.

Conoce las principales diferencias

El tratamiento láser y la electrólisis requieren de un manejo profesional en centros médicos y estéticos. Sin embargo, la depilación IPL se puede realizar de forma casera, siendo esta característica una ventaja.

A diferencia del láser, que trabaja con una única longitud de onda, la depilación IPL tiene una longitud de onda variable. Gracias a esto las máquinas IPL permiten ajustar la configuración  a las características del fototipo de piel del  usuario, pudiendo un mismo dispositivo tratar distintos tipos de vello.

El método IPL o luz pulsada, emite el haz de luz de forma intermitente o mediante pulsos como bien indica su nombre, evitando que aumente la temperatura en las zonas con mayor concentración de melanina.

La eficacia depilatoria del tratamiento IPL no depende únicamente del calibre del vello, como sucede con la depilación láser.

Otra diferencia importante de la técnica IPL con respecto al láser es que la emisión de luz no se concentra en un solo punto, si no que sale de una manera más amplia, que permite abarcar una mayor superficie de piel en cada disparo reduciendo el tiempo de sesión. De esta manera podemos aplicarlo en zonas corporales más amplias, como el pecho o la espalda en los hombres, invirtiendo menos tiempo. 

Por último, indicar que la fotodepilación IPL es menos dolorosa que el láser, haciéndola idónea para tratamientos en zonas sensibles y delicadas como: rostro, axilas, cara interna de los muslos, ingles, etc…

Te puede interesar...

◊¿Aún no conoces cuál es tu fototipo de piel? Descúbrelo ahora

◊¿Quieres saber cómo influye el fototipo de piel en la fotodepilación? Descúbrelo ahora 

La melanina, ¿Cómo influye en la depilación IPL? Descúbrelo ahora

Añade aquí tu texto de cabecera